A veces es necesario despertarse de un sacudón y tomar conciencia de que los padres hoy están y mañana ya no. Este video nos recuerda que el tiempo es veloz y que a las personas, sobre todo mayores, no debemos hacer esperar. Menos aún si se trata de familiares, de mamá o de papá…

La devoción filial era un valor que tenía mucha relevancia en la antigua tradición china, enraizada en el confucionismo. Esta civilización, de 5000 años de antigüedad, tuvo gloria y esplendor. Y no es casual. El respeto por los padres, los seres que nos garantizaron el crecimiento en esta vida, debe estar. La consideración hacia nuestros padres, es la dignidad hacia nosotros mismos. Los vínculos que formemos con ellos van a ser lazos que van a perdurar en la sociedad.

¡Qué la calidez, el cuidado y el amor esté presente en cada hogar! Este es el deseo al compartir este video, un deseo lleno de paz y tranquilidad…

Share