No hay porqué sufrir innecesariamente por una uña encarnada, las recetas presentadas en este video permiten el anhelado alivio a tan incómodo tormento que aflige a muchas personas en un momento u otros de sus vidas y que se puede resolver fácilmente con cuidados al alcance de la mano.

La configuración de los dedos y las uñas podrían propiciar esta desviación en el crecimiento de las uñas, y la causa de este doloroso mal es que la uña, al crecer, lastima la piel bajo ella causando irritación e infección que por sí solos difícilmente se puedan curar, siendo necesaria la intervención oportuna que puede ir desde estos cuidados sencillos hasta intervenciones quirúrgicas más complicadas.

Se calcula que hasta el 20 por ciento de las personas padece este mal, bien sea por características genéticas heredadas o por el uso de calzado demasiado ajustado o tal vez por golpes, de todas maneras, la presión indebida ejercida sobre la uña lastima los tejidos cutáneos debajo de ella. No menos perjudiciales son los efectos de cortes inadecuados de las uñas, a los cuales se ha de prestar la debida atención.

Con elementos de fácil adquisición se logra la curación, entre ellos bicarbonato, vinagre, aceite de oliva y clavo de olor y siguiendo cuidadosamente las indicaciones contenidas en el video se logra superar tan molesta dolencia.

Bien sea en nuestro propio beneficio o en el de nuestros parientes y amigos siempre habrá alguien a quien se pude ayudar facilitándole estas recetas y las experiencias personales que se hayan podido adquirir sobre el tema.

Este artículo fue redactado a modo informativo y no pretende reemplazar en absoluto la opinión de un especialista. Ante cualquier inquietud consulte a su médico.

Share