En cualquier presentación, la avena es un grano rico en proteínas, grasas insaturadas y vitamina B. Es el cereal con mayor concentración de vitaminas y minerales.

Sus propiedades beneficiosas para la piel son ampliamente conocidas, al igual que sus cualidades para regular el tránsito intestinal. Este cereal tiene muchos beneficios para la salud y puede ser ingerido por cualquiera.

Es un alimento que ha sido consumido durante más de 4.000 años y, en la antigüedad, se le consideraba una comida para las clases bajas. Sin embargo, hoy esta percepción ha cambiado debido a las propiedades que posee. Por esta razón, agregar avena a cualquier comida es uno de los mejores hábitos para mantenerse saludable.

Existen muchas formas en las que se puede incluir la avena en la dieta. No obstante, se consume principalmente de dos formas: en hojuelas y en salvado. La principal diferencia entre ambas se encuentra en el proceso al que se somete el grano para obtener las dos variantes.

La avena mondada es el grano entero, recién cortado y sin la cáscara. Para que la avena esté presente en forma de hojuelas, se seca el grano mondado y se corta en pedazos más pequeños para, finalmente, rebanarlo en forma de hojuelas. En el segundo caso, en el salvado, la avena mondada es directamente molida sin quitarle nada al grano.

Como resultado, el salvado de avena está formado principalmente por las capas externas del grano, lo que hace que tenga más proteínas y menos carbohidratos que la avena en hojuelas. Existe una tendencia por consumir preferiblemente el salvado de avena, ya que posee más nutrientes (sobre todo fibra). Pero no existe ninguna prueba de que esta variedad sea significativamente mejor para la salud.

Independientemente de la que se escoja, consumir avena todos los días contribuye a disminuir el colesterol de la sangre, regula la digestión y es una fuente abundante de fibra. Mira en el video de la parte superior, que le sucede a tu cuerpo si consumes avena por 9 días seguidos. Verás que el consumo diario de avena disminuye el colesterol, regula los procesos digestivos y nos aporta importantes cantidades de fibra, entre otras cosas.

Este artículo fue redactado a modo informativo y no pretende reemplazar en absoluto la opinión de un especialista. Ante cualquier inquietud consulte a su médico.

Share