Los científicos y estudiosos siempre han ansiado diseñar herramientas que les permitan investigar más en profundidad las comunidades animales, y de esta manera conseguir desentrañar algunos de los misterios que aún encierran sus estructuras sociales y de comportamiento, y aprender en detalle cómo se comunican.

Gracias a los avances agigantados que ha experimentado el mundo de la robótica, capaz de crear diseños cada vez más realistas, lo que se consideraba solo un sueño en el siglo pasado hoy se ha convertido, de hecho, en una nueva realidad.

No cabe duda de que se ha alcanzado un gran realismo en este campo, pero aún así, la mayoría de nosotros todavía puede distinguir a un robot humanoide de un ser humano. Por otro lado, todo parece indicar que los peces son más confiados.

En este espectacular vídeo, te mostraremos el último prodigio inventado por los Investigadores de la École Polytechnique Fédérale de Lausanne (EPFL), en Suiza: El primer robot acuático capaz de infiltrarse en los bancos de peces, e influir en sus actividades.

Share