El lanzamiento que realizó la empresa privada Space X, el pasado 6 de febrero, de su cohete Falcon Heavy, fue algo que nunca se había visto antes.

El despegue fue algo asombroso, que llenó de emoción a los observadores del Centro Espacial John F. Kennedy de la NASA en Cabo Cañaveral, en la Florida, y a millones de espectadores en todo el mundo por transmisión en vivo vía Space X.

Fotografía cedida por SpaceX donde aparece el cohete Falcon Heavy despegando

El cohete más potente del mundo, el Falcon Heavy, fue lanzado al espacio, no sin antes dejar en órbita al auto Tesla personal de Elon Musk, fundador de Space X y Co-fundador de Tesla Motors. El auto tiene de pasajero un maniquí vestido de astronauta, y fue liberado de la cápsula mientras sonaba la canción “Space Oddity” de David Bowie. El auto fue dejado en el espacio y según comunicó Musk en su cuenta de Twitter ayer,  la trayectoria precisa para encaminarse a la órbita de Marte ha sido excedida y el ‘coche espacial’ se dirige hacia el cinturón de asteroides

La imagen que fue muy celebrada fue cuando apareció en las pantallas, el coche y el muñeco en el espacio con la Tierra pasando en el fondo, presumiblemente captada por una cámara que Space X situó en el auto.

Otro momento impresionante fue la sincronización que tuvieron dos de los tres propulsores del cohete al regresar a la Tierra, luego del despegue. El tercer propulsor se estrelló en el océano.

Propulsores del cohete al regresar a la Tierra / Captura de pantalla

Space X planea que por medio de la reutilización de los componentes del cohete se pueda ofrecer lanzamientos a precios competitivos.

La empresa prevé utilizar el nuevo cohete tanto para lanzamientos a la órbita terrestre baja (donde se encuentra la estación espacial) como para ir a la luna (incluidas misiones tripuladas) o para explorar el sistema solar (ya que puede enviar hasta 17 toneladas a Marte y 3,5 a Plutón).

Fotografía cedida por SpaceX donde aparece el cohete Falcon Heavy despegando y la multitud emocionada

Con esta misión Musk ha logrado no solo generar una asombrosa campaña publicitaria, para su empresa aeroespacial Space X si no también para su compañía de coches eléctricos Tesla Motors. El vídeo que Musk puso en su cuenta de Twitter, donde se ve el brillante automóvil flotando en la oscuridad del espacio y con la Tierra de fondo, cuenta con millones de reproducciones y compartes.

“Es solo por diversión”, dijo Musk el lunes en una entrevista a la CBS. “Mucha gente no lo entendía. ¿Qué sentido tiene enviar un coche a Marte? No tiene ningún propósito. Es sólo porque es divertido y para que la gente se entusiasme”.

Mira la misión explicada al detalle en el siguiente vídeo:

Share
Categories:Noticias