Los investigadores Marcello Canuto y Francisco Estrada-Belli, miembros del proyecto, dieron a conocer 60.000 restos arquitectónicos pertenecientes a la antigua la civilización Maya en la selva del departamento de Petén, al norte de Guatemala (Ver video).

La ancestral cultura Maya tuvo un despliegue significativo en los actuales territorios de Guatemala, México, El Salvador, Belice y Honduras.

Los hallazgos revelaron que la infraestructura del lugar estaba dotada con sistemas de riego, calzadas, casas, terrazas, centros ceremoniales, fortificaciones, palacios reales, pirámides y algunas otras características urbanísticas impresionantes.

De acuerdo con El Universal, Estrada-Belli declaró: “Vistas como un todo, terrazas y campos de cultivo con sistemas de riego, aguadas, sitios fortificados y grandes calzadas revelan modificaciones al paisaje natural hechos por los Mayas en una escala previamente inimaginable”.

Fueron nueve sitios arqueológicos los que se designaron para el estudio mediante el uso del sistema LiDAr, el cual transmite pulsos láser que miden la distancia desde el aire hasta un punto determinado, según lo informado por Europapress.

El aporte a la investigación fue una propuesta en la que también intervinieron instituciones guatemaltecas, estadounidenses y europeas, encargadas de vigilar un total de 2 mil 100 kilómetros cuadrados alrededor de la reserva de la biósfera Maya. Con el hallazgo también determinaron que en el lugar se manifestaron varios conflictos relevantes en el transcurso de su historia y desarrollo.

Los avances del proyecto se esperan dar a conocer a través de un documental que será emitido el 11 de febrero en National Geographic.

Share