Diariamente la mayoría de nosotros hacemos operaciones a través de los bancos, ya sea usando una tarjeta de crédito, una compra con débito, la acreditación de nuestro sueldo, emisión y cobro de cheques, depositando dinero en distintas modalidades, solicitando créditos para la compra de viviendas, vehículos o distintos propósitos y una gran cantidad de otras operaciones, pero…

¿Como funciona un banco?, ¿cómo nacen los bancos? ¿Fue idea de un gobierno o de un grupo de personas?¿Qué bases los sustentan? Y así hay una serie interminable de preguntas que podríamos hacernos sobre ellos. Mira una explicación detallada en el video de la parte superior.

Entonces, ya que diariamente usamos el sistema bancario y de algún modo somos parte de él, primero debemos analizar como nace este sistema, como fue evolucionando y como nos afecta en nuestro día a día.

Al comienzo,  los bancos y el dinero, podría decirse que nacen juntos y se puede explicar por medio del cuento de “Los Goldsmith”, una breve historia que explica como probablemente un orfebre de la edad media podría haber dado inicio a este sistema.

La historia cuenta que hubo una época donde casi cualquier cosa podía usarse como dinero, algo similar al “trueque”. Como principal requisito tenía que ser portable y que además fuera de interés o utilidad para el resto de personas, de modo que pudiera intercambiarse. En ese entonces, el oro y la plata fueron los más atractivos para la mayoría y además eran ligeros y fáciles de llevar.

Un orfebre de la época, el Sr. Goldsmith, trabajó el oro y la plata hasta convertirlos en monedas y luego las estandarizó. El Sr. Goldsmith construyó una especie de caja fuerte en su casa y allí guardaba su oro y plata en monedas que era aceptadas por todos.

Con el tiempo sus vecinos empezaron a pedirle que les alquilara un lugar en su “caja fuerte” para guardar también su oro y él les emitió una especie de “recibo” que certificaba que el oro estaba guardado allí. Podríamos decir entonces que esta es quizás, la primera operación bancaria que se realizó en el mundo.

Una vez que la gente tomó confianza en el señor Goldsmith, todos empezaron a alquilar un espacio en su caja fuerte hasta llenarla y así el señor Goldsmith se fue haciendo rico.

Luego, el señor Goldsmith, a medida que transcurría el tiempo pudo notar algo en las costumbres de las personas: rara vez volvían a retirar su oro, en lugar de eso usaban los certificados que él emitía para intercambiarlo por otros bienes y solo a veces, algunas personas venían a retirar su oro.

De este modo, estas costumbres le permitieron al Sr. Goldsmith empezar a prestar su oro con un interés, así que emitía a las personas certificados por el préstamo y estas personas luego lo devolvían con un interés. Esta nueva modalidad ayudó al protagonista de nuestra historia a hacerse cada vez más rico.

Siguiendo la historia, el Sr. Goldsmith, basado en las costumbres mencionadas previamente, no solo comenzó a prestar su oro sino también el oro de las demás personas que lo habían depositado en su caja fuerte (ahora ya mucho más grande que antes). Podía hacer esto ya que las personas que le pedían préstamos, no le pedían oro, solo pedían los cheques, que eran mucho más portables y fáciles de intercambiar. Y él continuaba haciéndose cada vez más y más rico.

Llegó un momento donde el Sr. Goldsmith, observó que su capacidad de préstamos tenía un límite: el oro que existían en su caja fuerte; pero también observó que en esa época el mundo estaba en plena expansión y la necesidad de crédito era grande.

Entonces el señor Goldsmith tuvo otra idea, PRESTAR MÁS ORO DEL QUE TENÍA EN SU CAJA FUERTE.

¿¡Como pudo hacer esto!?

Pudo hacerlo por las siguientes razones:

1. Solo él sabía la cantidad real de oro que había en su caja fuerte
2. Los cheques ya eran aceptados como dinero o sustitutos del oro
3. Los depositantes rara vez iban a pedir su oro, y si lo hacían, nunca iban todos juntos
4. Solo él sabía cuanto dinero había en las cajas
5. Solo tendría que garantizar la devolución de oro de aquella mínima cantidad de personas que iban a retirarlo.

Entonces, mientras nadie se diera cuenta de esto, el podría hacerse increíblemente rico y, mientras las personas pagaran sus créditos, el sistema funcionaría perfectamente.

Entonces, el Sr. Goldsmith estaba inventando dinero, ya que solo lo escribía en un certificado y la gente lo usaba como si fuera oro. Así de increíble como parece, el Sr. Goldsmith inventaba dinero que no tenía, lo prestaba y cobraba intereses por él.

¿Sabes cómo funciona el sistema bancario en la actualidad? En el video de la parte superior te explicamos en una forma breve y clara cómo funciona. Actualmente el sistema bancario, es bastante similar a esta simple historia.

 

Share