Para algunas personas, el factor dinero es un elemento clave a la hora de trazar estereotipos de sus parejas ideales; no obstante, existen otros factores de igual o mayor importancia.

Sin embargo, soñar con la pareja perfecta puede ser un reflejo de las cualidades o virtudes ausentes.

Entonces, cuando las exigencias de una persona a su pareja resultan extenuantes, desbordadas y absorbentes, en muchas ocasiones esto puede ser el reflejo de las ausencias existenciales de quien exige del otro sin entregar nada a cambio.

Cuando una persona decide empoderarse de su desarrollo personal, asume retos, corrige defectos y alcanza sus metas, consciente o inconscientemente está capacitándose para ser una pareja integra.

Por otro lado, si la persona tiene sus objetivos alineados únicamente con las expectativas de la pareja que desea tener, sus ausencias se hacen evidentes y la individualidad e integridad necesarias para convivir en pareja se ven afectadas.

Aunque suene paradójico, mientras más se fortalecen las virtudes individuales mejores son las condiciones para llevar a cabo una relación sentimental.

Sí, por otro lado, la persona deja de lado el desarrollo de las competencias individuales y solo espera que el otro las posea, entonces se convertirá en el peor partido.

El vídeo de la parte superior de esta página te muestra, de forma cómica, un caso muy claro de este tipo de parejas tóxicas.

Share