A veces los servicios para las mascotas adquieren un fin que va mucho más allá de lo monetario, muchas personas trabajadoras y encargadas de estos lugares saben que pueden ayudar animales que, sin sus servicios, pueden tener una vida agónica o una triste muerte.

En Estados Unidos, Cary fall es la propietaria de una peluquería para mascotas, cuando no está trabajando con los perros de sus clientes dedica su tiempo a animales abandonados. Amablemente, Cary les hace cortes de pelo y los organiza para que puedan ser adoptados más fácilmente.

Después de terminar su jornada de trabajo Cary vio un aviso en Facebook sobre un perro abandonado en mitad de la carretera. Como el animal se veía en un estado muy denigrante, ella inmediatamente sintió que debía ayudarlo.

“Al ver aquella publicación supe que el perro necesitaba ayuda inmediata”, contó Cary a los medios locales. “Me comunique con las personas que lo habían encontrado y les dije que podíamos vernos en mi peluquería sobre las doce de la noche, por lo que salí prácticamente corriendo”, agregó.

Esa noche Cary tuvo un extenso trabajo con Luckie, el perro abandonado. Su estado era tan triste que ella no lo podía creer. Todo lo que encontró en él la dejaba sin palabras, pero sentía que debía hacer su mejor trabajo.

Si quieres saber qué pasó finalmente con Luckie y Cary te invitamos a ver el vídeo que tenemos para ti en la parte superior de esta página.

Share