Este video ha enternecido hasta las lágrimas a millones de personas en pocos días. Este chico en la escuela, a la hora del almuerzo abre con desgana la lonchera para comprobar lo que ya sabía: ¡está vacía!.

Pide permiso para ir a tomar agua y así distraer el hambre, gasta tiempo mirando por la ventana y al regreso, al salón de clase, siente algo extraño al tomar la lonchera, la abre y está ¡llena hasta los bordes!, sus compañeros han compartido el almuerzo con él y guardan respetuoso silencio, pero picaresca complicidad.

Disfruta del apetitoso almuerzo gracias al noble gestos de sus compañeros

Con el slogan “Las soluciones están frecuentemente más cerca de lo que imaginas” el gobierno noruego lanzó una campaña para estimular a las personas a apoyar a los niños y el video es parte de esta, en 7 meses ha sido compartido 143 millones de veces, suscitando los más sentidos y conmovedores comentarios.  

“A veces las cosas pequeñas pueden hacer una gran diferencia. Esperamos que esta película pueda estimular a la gente a llegar a los niños que necesitan su ayuda”, y “Nos encanta que el video haya tenido resonancia con tanta gente alrededor del mundo” han sido las palabras del portavoz delDirectorio Noruego para los Asunto de la Familia y la Juventud, según BuzzFeed News.

Definitivamente las grandes lecciones de la vida se aprenden en la niñez.¡Esta es muy edificante!

Share
Categories:Historias