Un ángel, es la denominación que los presentadores del video le dan a la aparición asombrosa, que descendió en un vacío centro comercial de Indonesia, en medio de la penumbra nocturna, que nos deja sin aliento, pero de alguna manera aliviados por lo luminoso de su apariencia y la profunda evocación de espiritualidad que suscita.

El etéreo ser desciende desde la parte superior del salón, con la cual permanece una conexión luminosa, y el flujo de luz radiante no es enfocada en un punto en particular, sino que se esparce alrededor del ángel, convirtiéndose él mismo en la fuente de luz, en una gran descarga de energía lumínica, para desaparecer del campo de la cámara hacia el ángulo superior derecho del observador.

Posteriores acercamientos de la imagen revelan aún más detalles del sorprendente caudal de luz que emana del ser, al que se le podrían atribuir figura y hasta proporciones humanas. Con los acercamientos se puede incluso apreciar la existencia de un centro elongado y consistente, diferente a la luz emanada.

Cabe señalar que el video fue tomado por la cámara de seguridad del estacionamiento del centro comercial y en su momento -en el año 2011- se hizo viral ya que no parece estar adulterado.

Son muchos los misterios por descubrir y comprobar mediante recursos e instrumentos científicos. Mientras tanto algunos fenómenos, como el del ángel aquí observado tienen algo de estimulante, como confirmación de conocimientos no conscientes que yacen en lo profundo del ser humano.

Share