En Australia una familia compuesta por padre, madre e hija, estaban entusiasmados por hacer algo novedoso en la parte trasera de su casa.

Para realizar esta tarea llevaron maquinaria pesada, incluyendo excavadoras para poder remover la tierra desde lo más profundo.

Mientras estaban cavando en la tierra empezaron a notar algo extraño, ya que había ciertos fragmentos de “tierra” que parecían más bien otra cosa.

De repente encontraron lo que parecía ser un fragmento de un cráneo humano y ya todo quedaba claro. ¡En realidad eso raro que encontraron, eran restos humanos!.

Un poco alarmados, llamaron a las autoridades locales para que realizaran una investigación. Y lo que encontraron fue realmente espeluznante.

Mira en el video de la parte superior, qué fue lo que arrojó la investigación. ¿Te atreverías a seguir viviendo en esa casa después de saber qué fue lo que pasó?.

Share