La Antártida es una tierra de misterios.

El hecho que sea de muy difícil acceso, dado lo inhóspito de su territorio, resulta muy conveniente para las grandes potencias ya que les simplifica la tarea de controlar quién entra o sale del área.

Además, los medios de comunicación prácticamente no tienen presencia allí, por lo que constituye el sitio ideal para realizar operaciones encubiertas.

En este sentido, han circulado muchos datos y rumores increíbles sobre la Antártida:

-Que allí funcionó una base de operaciones Nazi, desde donde se planificaron y ejecutaron horrorosos ataques militares.

-Que EE.UU y el Vaticano, junto a sus aliados internacionales y extraterrestres, construyeron un búnker con el fin de brindar protección a los altos jerarcas y millonarios del mundo, en el caso de un cataclismo o hecatombe mundial.

-Que ovnis tripulados por extraterrestres poseen una base antártica  desde donde prestan apoyo logístico y técnico a sus aliados terrenales.

Si estos presuntos asentamientos en la Antártida te parecen sorprendentes, espera a que te contemos sobre el último posible descubrimiento:

Parece que la Antártida pudiera ser la entrada al hueco en el centro de la tierra.

Pero eso no es todo.

Se dice que el centro de la tierra albergaría un mundo desconocido por la mayor parte de la humanidad.

Y que este mundo constituiría el hogar de una civilización muy avanzada que está dispuesta a cooperar abiertamente con los seres humanos.

Pero, ¿de dónde surgieron estas increíbles revelaciones?

Al parecer, se originaron a partir del hallazgo de un misterioso mapamundi en el que aparecen todos los continentes de la tierra, con todos los meridianos y paralelos, tal cual como cualquier mapa común de este tipo.

No obstante, este mapa hallado recientemente tiene unas características peculiares:

Si bien aparecen todos los continentes tal cual como los conocemos, al ser analizado bajo luz infrarroja,  se puede apreciar impreso como en una especie de marca de agua, una ruta para llegar desde la Antártida al centro ahuecado de nuestro planeta.

En esa localización, existe un continente cuyo nombre es  Asgard, según las inscripciones consignadas en el mapa.

Para llegar a él desde la Antártida, es necesario penetrar por una entrada secreta como del ancho del túnel de un tren, que luego se expande.

En la ruta hacia Asgard aparecen diferentes ciudades ubicadas desde los 5000 hasta 15.000 kilómetros de profundidad, en cuyo trayecto también se pueden apreciar lagos de oro en estado líquido y rocas de diamante…

Increíble ¿verdad?

Y parece improbable teniendo en cuenta que durante mucho tiempo la vieja escuela científica ha establecido que el centro de la tierra:

1°-Está compuesto por un núcleo rígido e inexpugnable.

2°-No existe forma alguna de penetrar los sólidos fundamentos que componen las placas tectónicas cercanas al núcleo.

3°- Es tan ardiente que  cualquiera que se acercara, sería consumido por las altas temperaturas que existen en el lugar.

Sin embargo, este extraordinario mapamundi estaría respaldado por ciertas imágenes captadas por GoogleMaps, donde podemos ver lo que parece ser una gran abertura en los hielos de la Antártida que serían la entrada a algo.

En conclusión, no hay dudas de que esta fascinante investigación recién comienza.

Te mantendremos al tanto.

 

Share