Desde que la misión enviada a Marte por la NASA obtuviera cientos de miles de fotografías, muchas de ellas sugieren diversas interpretaciones en orden a postular la existencia de restos cuyo origen se le atribuye a inteligencias superiores y no a la acción de las fuerzas de la naturaleza sobre materiales inertes, como suelen decir los científicos. Este video nos trae algunas imágenes realmente perturbadoras.

A juzgar por las proporciones, establecidas como adecuadas para una figura humana originada en el planeta Tierra, la primera de las supuestas esculturas correspondería a una cabeza de humanoide tallada en la roca. Es claro que ha sido adecuada, al menos en lo que respecta a iluminación, para resaltar aspectos similares a los de un habitante terrestre actual.

Siempre es el espectador el llamado a determinar, aplicando su sabio juicio, el alcance que le dará a la información que recibe, porque tanto en este como en muchos otros casos, no hay una evidencia científica que respalde en uno u otro sentido la autenticidad o falsedad de las afirmaciones hechas en el video, por lo que, por lo pronto, tendrán el carácter de “disparadores” del pensamiento que estimulen a escudriñar el campo de lo que aún no se conoce pero que puede existir.

No cabe duda de que al menos la superficie del suelo marciano sí es verdadera y que sus montañas, aunque erosionadas y desgastadas, guardan gran similitud con las de nuestro querido planeta en áreas desérticas como las de Atacama, el Sahara o Gobi, y que eso es lo que tienen asegurado los exploradores que desciendan como colonos en el enigmático planeta rojo.

Share