Un agujero que aparentemente parecía una madriguera de conejo ha resultado conducir a un santuario subterráneo.

Se trata de la conocida cueva de los ‘caballeros templarios‘ (la orden militar católica que aumentó su poder e influencia gracias a las famosas cruzadas, en las que eran recuperadas reliquias y vestigios cristianos de Tierra Santa), en Inglaterra.

Este magnífico hallazgo fue gracias a Michael Scott, un fotógrafo de Birmingham. Cuenta, en una entrevista a la BBC, que fue a buscarlas después de ver un vídeo en Internet. “Caminé por un campo para encontrarlo, pasarías por delante sin darte cuenta de lo que realmente es, y considerando su antigüedad, está en perfectas condiciones. Es como un templo subterráneo”. El fotógrafos asegura que la cueva es “bastante estrecha” y aquellos que miden más de 1,8 metros tienen que agacharse para entrar.

Es una construcción subterránea del siglo XIX que en 2012 fue clausurada para mantener alejados a los vándalos y practicantes de magia negra en su interior.

Sin lugar a dudas, es un paisaje que incita tanto al misterio como a la imaginación, y hace preguntarnos qué otras cosas nos sigue ocultando nuestro planeta.

¡No te pierdas este increíble hallazgo!

Share