Hoy les presentamos un polémico descubrimiento realizado en la década del 70, que hasta la fecha sigue dando que hablar.

Se trata del supuesto hallazgo del Arca del Pacto realizado por Ronald Eldon Wyatt.

Wyatt(1933-199) fue un radiólogo anestesista y arqueólogo aficionado, famoso por haber descubierto numerosos lugares y artefactos relacionados con la arqueología bíblica, entre ellos el Arca de Noé en el  sitio arqueológico de Durupinar.

A lo largo de su prolífico pero poco aceptado recorrido profesional,  realizó cientos de entrevistas que se pueden ver en Youtube, relatando sus descubrimientos.

También son muy conocidas sus revelaciones sobre una aparente conspiración del Estado de Israel para ocultar la verdad de su descubrimiento del Arca del Pacto en el Jardín de la tumba vacía.

Aunque muchos suponían que el arca del pacto se encontraba en una iglesia de bajo perfil, muy custodiada en Etiopía, Wyatt aseguraba que siempre estuvo en Jerusalén.

Lo cierto es que casi todos sus hallazgos han sido rechazados por las máximas autoridades y eruditos bíblicos de Israel y el mundo.

Sin embargo, en Internet cientos de miles de cristianos se han visto atrapados por el testimonio de Wyatt,quien afirma haber obtenido,  en el Monte Gólgota, muestras de la sangre de Jesús que estaba sobre el Arca del Pacto.

Los restos de sangre seca se encontraban en excelentes condiciones pese a haber permanecido dos milenios allí.

Pero lo más sorprendente es que según el arqueólogo aficionado, los análisis determinaron que la sangre de Jesús tiene 24 cromosomas, no 46 como cualquier hombre que procede por generación de madre y padre humanos.

Se deduce que 23 pertenecen a la Virgen María (como madre que le cede a su hijo la mitad de los 46 cromosomas totales) y uno más , un Y, que es un cromosomas sexual.

Pero faltan los 22 restantes que procederían de un padre varón junto con el número 23 que es el sexual si fuera una fecundación normal

En este caso se puede decir que el cromosoma sexual Y de Jesús, que lo define como varón, no procede de varón humano sino que tiene origen divino.

Después de la muerte de Wyatt, su esposa declaró que la presunta sangre de Jesús se encontraba en un lugar seguro y bien custodiado, y vaticinó que algún día, la ciencia corroboraría el descubrimiento de su esposo.

En el vídeo que dejamos a tu disposición, encontrarás más detalles acerca de este posible hallazgo.

¿O te parece imposible que la sangre de Jesús esté viva y no sea como la del resto de los seres humanos?

Nos encantaría conocer tu opinión.

Share