Te estarás preguntado a quién se le ocurre hacer una silla con cáscara de huevo… por ahora solo te podemos decir que la creatividad humana no conoce límites.

A continuación verás cómo el huevo se convierte en el protagonista de la transformación de esta silla. Pero ojo, recién cuando la veas terminada podrás apreciar el lujoso detalle y refinado diseño del producto final.

Puedes aprovechar este recurso, que generalmente va al cesto de basura, para crear la mejor decoración que puedas imaginar; y como decíamos, la creatividad no posee límites…

Una idea conduce a otra, así que tal vez descubras un nuevo material para decorar no solo una silla, sino también otros objetos.

Mira cómo lo hacen en el video.

Share