Hoy te presentamos un vídeo fascinante sobre viviendas construidas en los lugares más remotos del mundo.

¿Es posible que las ciudades se hayan convertido en inhóspitas urbes donde el hombre se siente cada vez más solo aunque esté rodeado de gente?

Tráfico, polución, criminalidad, pobreza, crisis económica…

Las ciudades poseen muchas ventajas en relación con la posibilidad de acceder a servicios especializados: compras, espectáculos, vida social, servicios de todo tipo, educación, sanidad, ocio.

Efectivamente, el progreso de la civilización humana se ha fundamentado en las ciudades.

Pero la realidad es que el hombre necesita el campo, los espacios abiertos, la conexión con la naturaleza.

Necesita reencontrarse con la naturaleza para no perder su verdadera identidad.

De forma permanente o esporádica, son cada vez más las personas que optan por vivir en el campo o en algún lugar aislado.

Esto contradice el postulado de que el hombre es un ser gregario, que desde el comienzo de los tiempos ha necesitado de los demás para lograr sus objetivos y tener una vida plena.

Aunque, filosóficamente se dice que el ser humano no es ni completamente gregario, como las hormigas o las abejas, ni totalmente solitario, como los tigres o los leopardos, sino que es más complejo y tiende a ser semigregario.

En otras palabras, algunos de sus impulsos y necesidades son sociales y otras son solitarias.

Al parecer, esta necesidad de soledad ha impulsado a algunas personas a construir sus casas en lugares increíblemente aislados, aunque enclavados en plena naturaleza.

Tal vez, algunas personas logren la plenitud viviendo en armonía con la naturaleza, lejos del mundanal ruido.

De acuerdo con Félix Samuel Rodríguez de la Fuente, el famoso naturalista español, el hombre ideal y feliz era el hombre paleolítico, aquel recolector y cazador, en armonía con esa naturaleza de la que se nutría y formaba parte.

No era que  quisiera que volviéramos a la Edad de Piedra, pero sí soñaba con que algún día recuperaríamos esa sensibilidad ecológica que nos permitiría disfrutar de la naturaleza en todo su esplendor.

En el vídeo que dejamos a tu disposición, podrás conocer 11 casas extraordinarias, que parecen formar parte del maravilloso entorno natural en el que fueron erigidas.

Share