Hoy te presentamos un vídeo muy interesante y ameno sobre algunas obras arquitectónicas donde sus creadores respetaron sabiamente el entorno natural.

Cuando un arquitecto encuentra un obstáculo para la construcción de un edificio, lo habitual es que se las ingenie  para retirarlo de su camino. ¿Cierto?

¿Cuántas veces hemos visto cómo árboles centenarios son talados en las ciudades para construir modernos edificios de vidrio y metal?

Como sabes, los árboles son seres vivos vitales para la vida en este planeta: toman el dióxido de carbono que abunda en nuestra contaminada atmósfera, lo transforman en parte importante del oxígeno que respiramos y, además, dan refugio a un sinnúmero de criaturas de la naturaleza.

Hay miles de razones por las que deberíamos amar a los árboles, plantarlos y admirarlos, en vez de destruirlos sin ninguna consideración.

Por fortuna, cada vez son más los arquitectos que intentan realizar construcciones que no solo cuiden, sino que también se adapten al medio natural donde serán realizadas.

Esto está generando una nueva cultura arquitectónica que tiene la finalidad de respetar a los seres vivos que habitaron esta tierra, muchísimos años antes que nosotros.

¿Por qué talar árboles si es posible tomar una opción más ecológica, sin por ello perjudicar el diseño arquitectónico?

¿Qué sentido tiene destruir árboles y paisajes naturales para crear casas?

La naturaleza es el hogar de todos nosotros, es nuestra cuna primigenia. ¿No te parece?

Y lo más interesante, es que estas edificaciones que respetan el entorno natural son magníficas y de una originalidad sobrecogedora, como podrás observar en el vídeo que dejamos a tu disposición.

 

Share