Cuando se cría una mascota, puede llegar el irremediable momento en que la única solución a la mano sea dejarla sola para poder atender asuntos fuera de casa, quedando así la incertidumbre de no saber lo que pueda llegar a ocurrir en casa, ¿en qué lío podría verse envuelto nuestro peludo amigo?

Es una difícil situación, mucho más para quienes tienen mascotas con una conducta especial, estamos hablando de esos perritos que son muy alegres y aún cuando se cansan parecen tener una reserva de energía, esos que por lo normal nos hacen cansar más fácil a la hora de jugar.

No obstante también está el asunto de la crianza, con el carácter adecuado se puede hacer más manejable la situación para cuando nos tengamos que ir de casa y ocupemos una buena parte del día gestionando los asuntos de la vida cotidiana.

Si hablamos de una correcta educación, con seguridad podremos salir de casa con la mente tranquila sabiendo que no se desatará un pequeño apocalipsis que no sólo ponga en riesgo su vida perruna sino también el estado normal de todo aquello que ocupa un espacio en casa.

Para los dueños más precavidos otra opción puede ser instalar una cámara que grabe lo que pasa en casa, y así por lo menos saber los pormenores de cualquier desastre o, bueno…también para corroborar su buen comportamiento.

En el video se muestra el instante en el que la cuidadora de un perro y un gato instala en una habitación una cámara para registrar todo lo que pasa mientras no esté en casa.

Pasados los minutos se empieza a ver la actividad de sus mascotas, más que nada la del perrito que sabe bien contener su energía, por lo que no deja moverse de manera graciosa en la cama sin sentido aparente, ¡no dejes de mirar ese pequeño fragmento de la historia que es bastante chistoso!

Share