Hoy les presentamos una fiesta de graduación inolvidable.

En California, un par de pelícanos aparecieron intempestivamente en una ceremonia  de entrega de diplomas en la Universidad Pepperdine.

Las aves fueron captadas en vídeo volando alrededor de la gente que se había citado en el evento que se realizaba al aire libre en Malibú.

La sede universitaria está a más o menos un kilómetro de distancia del Océano Pacífico, razón por la cual no es extraño para los pobladores locales ver pelícanos en vuelo.

Lo que sorprendió en esta ocasión es que las aves no continuaron su camino sino que se unieron al acto de entrega de certificados, para diversión de los presentes y consternación de los organizadores de la solemne ceremonia.

Pero en este caso en particular no fue tan solemne, ya que los pelícanos robaron toda la atención de los concurrentes, provocando también un poco de alarma al volar muy cerca de los rostros asombrados.

No faltó quien describiera esta situación como el “ataque de los pelícanos”.

En realidad, como podrás comprobar por ti mismo, el vídeo muestra a las aves “aterrizando” sobre la multitud asistente al evento, que las recibió entre gritos y risas.

Una de las aves, al descender,  empezó a saltar de un asiento a otro mientras batía sus enormes alas.

Los invitados trataron de ayudar al pelícano a remontar nuevamente el vuelo, pero este no hizo caso de las sugerencias y simplemente  se detuvo sobre la alfombra roja, como diciendo:

“¿No hay ni siquiera una mención especial ni un reconocimiento para mí?”.

Un guardia de seguridad intentó poner fin al espectáculo que estaba dando el orondo pelícano, y trató de ahuyentarlo.

Comprensiblemente, este burdo acto de discriminación  molestó al ave, que reaccionó picando al hombre.

Finalmente, el  pájaro fue  escoltado lejos de los orgullosos graduados 2018, pero no por uno, sino por ¡tres guardias de seguridad armados!

Parece que ser que las autoridades de la Universidad ya han comenzado a programar la graduación 2019 pero puertas adentro del establecimiento educativo ¡y con las ventanas cerradas!

Share