Esta hermosa chimpancé llamada Mama es la ex matriarca de 59 años del Royal Burger’s Zoo, en Holanda, y en su último tiempo de vida estaba atravesando una difícil enfermedad. En el video se la puede ver acurrucada sobre el piso y negándose a comer todo lo que le ofrecían, hasta que llegó su antiguo cuidador a visitarla.

Al verlo, Mama saco fuerzas de donde no tenía para abrazar a su viejo amigo, incluso aceptó un bocado que el profesor Jan van Hooff le ofrecía. Ellos se conocen desde el año 1972, por eso cuando fue a visitarla durante sus últimas días de vida, la reacción fue simplemente conmovedora.

El mágico momento en que esta chimpancé moribunda reconoce a un viejo cuidador y le da una emotiva despedida, es algo dificil de asimilar, pero ciertamente bello ver. Mama sonriendo y gritando de placer mientras extendía su mano para acariciar la cabeza de Hooff.

En un primer momento, ella no lo había reconocido y persistía en su actitud de indiferencia ante lo que ocurría alrededor, tan débil estaba que, incluso, rechazaba comida y agua para no esforzarse.

Sin lugar a dudas, el vínculo con el profesor Van Hooff, que fue cofundador de su colonia de chimpancés en el zoológico de Arnhem, fue lo suficientemente profundo como para sacarla de su tristeza.

El video fue filmado en abril de 2016, y Mama murió una semana después de darle a su viejo amigo un sincero adiós.

Share