En este graciosísimo vídeo podemos comprobar cómo los animales guardan un poco de vergüenza a la hora de verse enfrentados a los regaños de sus dueños. Y también podemos ver cómo estos tiernos animales guardan cierto tipo de complicidad con sus compañeros de “fechorías”.

De hecho, los animales han mostrado un mundo desconocido a los humanos por medio de las redes sociales, ya que son cada vez más las mascotas y los animales salvajes los que muestran cualidades que en antaño se creían inexistentes en ellos.

La culpa, la pena, el heroísmo y la tristeza relucen en muchos vídeos cuyos protagonistas no son necesariamente humanos. No obstante, también se puede ver cómo una relación extralimitada entre hombres y animales le ha producido a estos últimos graves repercusiones.

En el presente se pueden ver animales con síntomas de obesidad y depresión por nada más y nada menos que personas idealizándolos y que no les permiten ser ellos mismos, animales y/o mascotas.

Share
Categories:Animales