El lunes, es el principio de semana laboral o académica, y usualmente es muy difícil volverse a acomodar a la rutina, después de haber tomado un día de descanso. Usualmente es de los días más difíciles porqué sabes que apenas comienzas una semana realmente larga, y sin embargo, tienes poco tiempo para realizar tus quehaceres y obligaciones. Te sientes adormecido y con ganas de hacer nada. Y a regañadientes vas a tu lugar de estudio o trabajo.

El martes seguramente sigues un poco adormecido y con ganas de hacer nada, sin embargo, ya estás un poco más acostumbrados a las tareas que tienes que hacer y te has acoplado un poco más a la rutina. Ya se te hace un poco más fácil.

El miércoles y jueves, estás un poco más animado y a la vez un poco más cansado, pero ya respiras más la libertad del fin de semana donde por fin podrás hacer algo que realmente te divierte.

Llega el viernes, sábado y domingo y todo se vuelve un paseo. Empieza la diversión y termina con un abrupto final. Nada mejor para ilustrar esta semana, que unos gatos, que te demostrarán como es cada día de tu semana. ¿Te sientes identificado?. Mira este divertido video, en la parte superior y cuéntanos si al domingo no llegas con esa misma cara.

Share